BMW 3.0 CSL HOMMAGE | ESPLÉNDIDO

BMW 3.0 CSL HOMMAGE
RICHARD BASTIEN

COMPARTIR:

BMW Group ha querido rendir homenaje al icónico deportivo creado en la década de los 70, del que se produjeron 1.096 unidades, con un nuevo modelo con tecnología moderna y aspecto ultra-agresivo.

Con el capó de aluminio, ventanas de plexiglás y con equipos rigurosamente reducidos a lo esencial, el antiguo  BMW 3.0 CSL pesaba 200 kg menos que el modelo BMW 3.0 CS, y con este aligeramiento se pudo homologar como automóvil de competición. Mientras que el material ligero elegido para aquel CSL en la década de los 70 fue el aluminio, el nuevo coupé BMW 3.0 CSL Hommage está fabricado con un material plástico reforzado con fibra de carbono, que ofrece la óptima relación peso/potencia. Este compuesto de alta resistencia es más ligero y más resistente que el aluminio; de ahí la “L” de “Leichtbau” –ligero, en alemán– en las letras que identifican también a este nuevo coupé.
 
Presentado oficialmente este año en el Concorso d’Eleganza Villa d’Este, el BMW 3.0 CSL Hommage tiene un motor de seis cilindros en línea reforzado con un propulsor eléctrico alimentado por baterías. Sus líneas son alargadas, y es más bajo que el clásico CLS, y con pasos de rueda más prominentes. Sin embargo, la línea lateral es parecida en los dos modelos, y el nuevo dispone de las mismas derivas longitudinales negras sobre las aletas que caracterizaban al modelo original.

Con un alerón trasero y otro en el techo, a pesar de su notable tamaño estos elementos aerodinámicos son claves para permitir que el aire fluya de manera óptima por los laterales de este nuevo BMW. Su deflector de aire frontal sirve para ventilar el compartimento del motor, mientras que las alas de la carrocería sobre las ruedas traseras garantizan una óptima circulación de aire alrededor del vehículo. El amarillo elegido para este nuevo BMW coupé es una similitud más con el BMW 3.0 CS de los 70.
 
De igual modo que en la parte delantera, la parte de atrás del vehículo es ancha, y con un marcado aspecto musculoso  que genera una fuerte sensación de presencia.  Los faros del antiguo coupé han sido sustituidos por ópticas estrechas y perfiladas, con luminarias de tecnologías led y láser. El interior del BMW 3.0 CSL Hommage mantiene los parámetros de ligereza que caracterizan al conjunto del proyecto de este coupé, lo cual le confiere un carácter racing tan elegantemente tangible. Todos los elementos instalados en el interior son los estrictamente necesarios, y cada componente ha sido objeto de un cuidadísimo diseño. La madera está solamente presente en el panel de instrumentos. No tiene asientos traseros, y en su lugar se sitúan los acumuladores de energía eBoost.

Otras características destacables en el interior son el volante horizontal –similar al que utilizan los BMW M4 del DTM–, los asientos tipo bañera con costuras de alta calidad, los cinturones de seguridad de seis puntos, el extintor, y un espacio reservado para colocar una pareja de cascos debidamente asegurados.