MAIA LUXURY RESORT & SPA | ESPLÉNDIDO

MAIA LUXURY RESORT & SPA
LUCÍA FERRER

COMPARTIR:

La imponente panorámica sobre el océano es una de las tres grandes virtudes que este resort compuesto por 30 diferentes villas situadas en la isla de Mahé, en el archipiélago de las Seychelles, ofrece a sus huéspedes.

Las diferencias, frente a la infinidad de paraísos de este tipo que existen en el mundo –dando por descontada la habitual privacidad de sus villas, su ubicación junto a una playa tranquila, un Spa con infinidad de tratamientos, un restaurante que funde la cocina local y la internacional, etc–, son las siguientes:

    Las vistas de las ‘Ocean Villas Panoramic’, situadas sobre una colina granítica frente al mar, son espectaculares. En Maia hay villas en la playa y otras en el interior de los jardines tropicales, pero –con sus vistas de 180 grados al Oceáno Indico–nada es comparable a las situadas en la cresta de la península privada en la que está el resort. Su único inconveniente son los metros que la separan de la playa, aunque disfrutar del baño en su piscina privada no es una mala alternativa.

    Pocos resorts están tan dispuestos a recibir niños y preparados para que éstos disfruten de las potencialidades del hotel sin perturbar el descanso de los restantes huéspedes. Maia les organiza toda clase de actividades (pintan, nadan, bucean, conviven con las tortugas, van de excursión, etc.). El mayordomo personal proporcionará una especial atención con los menores que pueden incluso participar, junto a sus familiares, del baño en algunas de las playas y de los cuidados del Spa, con tratamientos específicos como el fudge de chocolate o los baños perfumados de banana split.

    Maia atrae a submarinistas de todo el mundo. Mahé, una isla de 28 kilómetros de largo y 8 de ancho, además de tener entre sus 70 playas alguna de las más bellas del mundo, es un de los puntos más atractivos para el submarinismo. El resort está situado a pocos kilómetros de Whale Rocks, en el sur de la bahía de Beau Vallon, donde los grandes bloques de granito ofrecen una visión deslumbrante del fondo marino, y atraen muchas especies de peces y corales. La pequeña isla vecina de Santa Ana tiene sólo 220 hectáreas, pero alberga un gran tesoro: el primer parque natural marino creado en el Índico. La gran barrera del parque está formada por más de 2.500 tipos de corales.

Aunque sean más consonantes con este tipo de establecimientos, no desmerece ninguna de las otras cualidades de Maia Luxury Resort & Spa: su Spa de estilo balinés cuenta con un amplio abanico de tratamientos para el bienestar y la belleza, el gimnasio dispone de equipos de última generación y terapeutas especialistas, la atención del mayordomo asignada a cada villa es exquisita, Tec Tec está considerado uno de los mejores restaurantes del archipiélago y ofrece una alta cocina ligera para los clientes que desean bajas calorías, y los huéspedes disponen de la posibilidad de realizar múltiples actividades deportivas y acuáticas y de un entorno paradisíaco.

Más información en maia.com.sc